¿Cómo reducir mi huella de carbono digital?

¿Cómo reducir mi huella de carbono digital?

Cada vez que envías un correo electrónico, escuchas un podcast, miras reels en Instagram o navegas por Internet estás generando emisiones de CO₂. 


Según un informe de la BBC, la huella de dióxido de carbono de un correo electrónico es de 4 gramos de CO₂ y si contiene archivos adjuntos puede llegar a 50 gramos. 


Aunque no tengamos registro de esto, toda la información que consumimos en Internet está almacenada en servidores, estos son el respaldo físico de la tecnología digital. Los datos que circulan por la web se almacenan en centros de datos que funcionan las 24 horas los 365 días del año. Generando, como es lógico, emisiones de CO₂. 


Además de la huella de carbono diaria que producimos con el uso de nuestros móviles, ordenadores y tablets, también emitimos carbono cada vez que compramos un nuevo dispositivo. Por ejemplo, la fabricación de un smartphone genera 55kg de CO₂.


Si no quieres ser indiferente al impacto que generas en el ecosistema, te invitamos a seguir los siguientes consejos para reducir tu huella de carbono digital. 


Reducir el brillo de la pantalla de tu móvil o monitor


Un simple cambio de hábito que genera un gran efecto positivo en el planeta. Reducir el brillo de tu televisor, móvil, portátil o tablet es una excelente manera de ahorrar energía.


Y tu vista te lo agradecerá porque si pasas muchas horas frente a las pantallas con el brillo al máximo puedes acabar con fatiga ocular, vista cansada, irritación, astigmatismo o miopía. La luz azul, es decir, la luz emitida por los dispositivos electrónicos, tiene efectos negativos en nuestro bienestar general. 

Si disminuyes el brillo de tu monitor de un 100% a un 70% puedes ahorrar hasta un 20% la energía que consume. 


¡Bueno para el planeta y bueno para tu vista!


Cancelar suscripciones a newsletter que no lees


Seguramente recibas al menos un correo diario de una newsletter a la que te suscribiste tiempo atrás y nunca lees. 


Cada vez que recibes uno de estos correos electrónicos se emiten 4 gramos de CO₂. Y si no lees esa newsletter son emisiones de carbono producidas sin ningún tipo de sentido. 


Imagina la cantidad de CO₂ que evitarías al darte de baja en las suscripciones que no lees. ¡No pierdas tiempo, el planeta te necesita, cancela tus suscripciones innecesarias ahora mismo!


Por cierto, si te interesa el mundo de la tecnología, los productos Apple y los dispositivos reacondicionados, te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter y obtener un descuento en tu próxima compra. Eso sí, solo si vas a leer nuestros correos. 


Elegir los móviles reacondicionados, en lugar de modelos nuevos 


Los dispositivos electrónicos reacondicionados son la alternativa perfecta para aquellos usuarios que buscan ahorrar dinero y reducir su huella de carbono.


Los móviles no tienen una única vida útil. Al ser reparados y reacondicionados pueden utilizarse una segunda y hasta una tercera vez. Y si lo compras en Geekmarket obtienes una garantía de 24 meses, por lo que puedes usarlo durante dos años con la tranquilidad de que ante cualquier inconveniente obtendrás una solución. 


Además de los beneficios económicos que tiene comprar un smartphone reacondicionado, también es muy positivo para el medioambiente. 


Si consideramos que en promedio los usuarios cambian su móvil cada 2 años, eso significa que cada 2 años se emiten 55 kg de CO₂. Lo que se traduce en 550 kg de emisiones de carbono a lo largo de 20 años. ¡Es demasiado!


En cambio, si compras un iPhone reacondicionado, reduces las emisiones de CO₂ a cero. 


Sin dudas, esta es una excelente iniciativa si te interesa reducir tu huella de carbono digital. 


¡En Geekmarket encontrarás una gran variedad de iPhones reacondicionados esperando por ti!